Cómo se hizo «The Power of Magnets»

Una mirada entre bastidores a nuestro rodaje
Autor: supermagnete, Uster, Suiza, [email protected]
¿Cumplen nuestros imanes más potentes lo que prometen? En caso afirmativo, nuestro imán más potente, el «Monolito» (200 kg de fuerza de sujeción), debería ser capaz de levantar con seguridad a dos personas. Para ello, lo pusimos a prueba y el resultado se puede ver en este espectacular vídeo.
A continuación, les mostramos cómo se hizo este vídeo («making-of») y todo lo que debimos tener en cuenta durante el complejo rodaje.
Índice

Ingredientes para un vídeo magnético insuperable

Tres intrépidos empleados de supermagnete que se prestaron como actores amateur: Fausto (atención a clientes italianos) y las geeks Keiko (fotografía, izda.) y Cora (marketing online, dcha.).
Como es natural, para este rodaje se necesitan imanes de neodimio Supermagnete, cuyos nombres no se los pusimos en vano (del más pequeño al más grande):
Los equipos de protección son absolutamente necesarios: las gafas protectoras por las esquirlas metálicas que salen despedidas por todas partes, los guantes para evitar contusiones, el casco para protegerse de objetos que pudieran caerse (imán, perfil doble T, iluminación o similares). Por suerte, todo salió a la perfección y su uso fue meramente simbólico.
Un taller con absolutamente todo lo necesario: equipos de soldar, carretilla elevadora, grúa, metal en todos los tamaños y formas, herramientas de pequeñas a grandes e incluso una bola de discoteca (¿alguien es capaz de encontrarla entre todos los trastos de la foto?).
Este taller tan especial se encuentra en el centro de Winterthur.
Un equipo de rodaje profesional. Contratamos a Stefan&Mike de Instantview en Zúrich.
A Fausto le colocaron un micrófono para que su clara voz se escuchara con total nitidez.
3, 2, 1... ¡Acción!
Protagonista indiscutible: Fausto el Valiente, lijando aquí la capa de óxido de la barra metálica. La barra ya está fijada con correas a la grúa y, a continuación, se elevará.

Introducción: EL GIGANTE

Se fija una mancuerna al GIGANTE. Pero, evidentemente, eso no basta ni de lejos para atraer la atención de las geeks, tal y como Fausto comprobará enseguida.
Aún hay margen de maniobra... También se pueden fijar sin problema alguno un martillo y una llave inglesa; pero en realidad todo ello aún no es lo suficientemente impresionante si uno está acostumbrado a los grandes imanes Supermagnete.

Desarrollo: EL IMÁN DE LA MUERTE

Bueno, «¡Basta, vosotras lo habéis querido!» El GIGANTE se descarta y se sustituye por un viejo conocido: el IMÁN DE LA MUERTE. Para colocarlo, tuvimos que poner una cuña de madera entre la barra metálica y el imán, de lo contrario el imán se habría visto dañado durante la colisión o se habría hecho pedazos.
Así está mejor: del IMÁN DE LA MUERTE cuelgan una Velo, un martillo, una llave inglesa y, por si eso no bastara, también un monopatín. Pero sería mejor que Cora no se subiera en él...
¿Y qué dice Fausto? «¡Esperad, todavía hay más!»

Clímax: EL MONOLITO

Se acabaron las ñoñerías: ahora entra en juego nuestro imán más potente, el MONOLITO con una bestial fuerza de sujeción de 200 kg.
Aquí se puede ver el MONOLITO atrapado entre la barra metálica y un sólido perfil H. Las cintas rosa de abajo incrementan la seguridad del experimento: si el perfil H se soltara, caería primero sobre las cintas y no en la cabeza de nuestro protagonista.
¡La cosa ya va más en serio!
Pero la elegante camisa y los tirantes hay que quitárselos: ahora toca ir al grano.
Prueba de valor superada: ¡Fausto queda suspendido en el aire! «¿Os he impresionado por fin o qué?». Ante este espectáculo, nuestras geeks no salen de su asombro.
«Vaya, ¿nosotras también tenemos que hacerlo?» Bueno, vale, ¡una auténtica geek tiene que asumir este reto!
Miradas de respeto... ¿Lleváis bien puestos el casco, los guantes y las gafas? Porque muy segura no parece la cosa...
Y así es: con Cora y Keiko la cosa no parece tan sencilla como con Fausto, pero el MONOLITO aguanta sin inmutarse. Vale... es verdad que las dos chicas juntas no pesan 200 kg juntas, pero el perfil T por sí solo ya pesa unos 15 kg.
Al final, es Cora quien pierde algunos puntos por su «aterrizaje» tan poco elegante.


¿No quiere perderse ningún video nuestro?
¡Suscríbase ya a nuestro canal!

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.