• Atención al cliente en 4 idiomas
  • Más de 220'000 pedidos al año

Cómo sujetar sistemas de ocultación sin perforar

Una solución práctica de sujeción para el balcón
Autor: supermagnete, Uster, Suiza
En línea desde: 10.05.2019, n.º de visitas: 21657
El sol brilla, los pájaros cantan y uno no querría hacer otra cosa que pasar el tiempo libre en el balcón; si no fuera por las miradas curiosas de los vecinos… Para remediarlo, existen sistemas de ocultación disponibles en diferentes modelos. No importa si se trata de mallas de bambú, cañizo, brezo o plástico, todas se pueden sujetar perfectamente con imanes en balcones con barandillas metálicas.
Los imanes en recipiente de goma han demostrado ser una solución práctica para sujetar los elementos de ocultación de la barandilla del balcón. Gracias a su revestimiento de goma, el imán de neodimio que tienen en el interior queda protegido de la humedad y conserva así su fuerza magnética. Además, el revestimiento protege de los arañazos y aumenta la resistencia en sentido de corte.
Aparte de los imanes de goma, solo necesitará unas bridas de cables y unas tijeras. Primero se fijan uno o dos imanes (en función de la sujeción que necesite) en un extremo de la malla de ocultación. Para ello, se pasa una brida por los dos orificios que tienen los imanes y, después, se pasa rodeando una pequeña parte de la malla. Después, se cierra la brida de cables y se recorta la parte que sobra. Ahora simplemente se sujetan los imanes de la barandilla del balcón y ya se mantiene una parte del sistema de ocultación. Repita este procedimiento hasta que haya sujetado toda la malla a la barandilla.
Y ¡listo! El sistema de ocultación se sostiene de forma segura en el balcón. La malla no solo le garantiza su intimidad, sino que también sirve de cortavientos para el balcón. Además, la gran ventaja que tiene esta solución con imanes es que se puede retirar muy rápidamente. Así la puede guardar, por ejemplo, en invierno para que se conserve bonita durante más tiempo.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.