La brújula más sencilla del mundo

Tres ideas sencillas para construir una brújula
Autor: José Luís León, Fuengirola, España, [email protected]
En línea desde: 17.03.2009, n.º de visitas: 180842
Índice

Brújula magnética sencilla

Material requerido:
  • 1 disco magnético S-20-05-N
  • 1 rotulador rojo permanente
Elaboración: dibuje un punto rojo en el centro del polo norte del imán y... ¡Listo!
Aplicación: coloque el disco magnético de canto sobre una superficie plana. El imán se orienta automáticamente con respecto al campo magnético de la Tierra. La cara con el punto rojo (= polo norte magnético) indica el polo sur magnético de la Tierra, el cual se encuentra cerca de nuestro polo norte geográfico.
(Si toda esta información sobre el polo norte y el polo sur le ha desconcertado, lea la entrada correspondiente de nuestras FAQ).
La magnetización del imán es tan fuerte que siempre se orienta correctamente aunque lo giremos constantemente (vea el vídeo).
Esta brújula funciona siempre y en todas partes, ya que funciona sin cristal, agujas u otros materiales.

Brújula con corcho

Aporte del cliente Alexey Kokorev, Gorod Twer (Rusia):
En un corcho he introducido una de vuestras barras magnéticas . Ahora puedo colocar el corcho en un recipiente con agua o en un charco y ya está. Gracias al poco rozamiento entre el corcho y el agua, éste señalará automáticamente hacia el norte.

Brújula flotante

Aporte de T. y J. Staub, Binningen (Suiza):
Se necesitan:
  • 3-10 cubos magnéticos pequeños, p. ej. W-05-N
  • un objeto que flote (tapón de corcho o algo parecido)
  • plato sopero
La vara magnética se forma permitiendo a los imanes que choquen entre sí libremente. El método más sencillo: Colocar los cubos magnéticos encima del plato. Luego acercarlos lentamente hasta que uno salga volando hacia el otro. De esta forma se juntarán las caras de los imanes que más fuertemente se atraigan; el polo positivo de uno se acercará automáticamente al polo negativo del otro.
A continuación, se llena el plato sopero con agua y se coloca el flotador encima de manera que pueda moverse libremente. Después, se coloca con cuidado la varilla magnética sobre el objeto flotante (cuidado con que no zozobre). ¡Y ya está hecha la brújula!
La varilla magnética se orientará automáticamente junto con el objeto flotante hacia el Norte.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.
Hacia arriba