Q-111-89-20-E

Bloque magnético 110.6 x 89 x 19.5 mm

Neodimio, N45, con recubrim. epoxi
disponibilidad inmediata

Descripción

Con 200 kg de fuerza de sujeción, el MONOLITO es el imán más potente que supermagnete ha ofrecido hasta la fecha.
Con esta fuerza de sujeción extrema, permite hacer locuras como la del siguiente vídeo, en el que se ve cómo el MONOLITO es capaz de hacer sombra incluso al IMÁN DE LA MUERTE

El MONOLITO es un imán muy peligroso no apto para principiantes en el mundo de los imanes. Las indicaciones de seguridad adjuntas se deben cumplir en este caso todavía con más razón.
Leer más características e indicaciones

Especificaciones técnicas

Cód. artículo Q-111-89-20-E
EAN 7640155436151
Material NdFeB
Forma Bloque
Tamaño 110.6 x 89 x 19.5 mm
Tolerancia +/- 0.2 mm
Sentido de magnetización Eje 19.5 mm
Revestimiento con recubrim. epoxi (Ni-Cu-Ni-Epoxy)
Magnetización N45
Fza. sujec. aprox. 200 kg (aprox. 1960 N)
Temperatura de servicio máx. 80°C (quizá más baja)
Peso 1.5 kg
Ficha técnica en PDF

Otras características e indicaciones


Pulse para ampliar
Aquí se puede ver lo increíblemente grande que es este imán.
La cosita que se ve en la parte delantera a la derecha es una moneda de 10 céntimos suizos.

No se recomienda tender nunca el imán sobre una superficie metálica sin colocar nada entre medias (p. ej. un par de capas de cartón), pues despegarlo sería prácticamente imposible.
No es un truco visual: ¡el MONOLITO es lo suficientemente fuerte como para elevar a dos personas!
Este imán gigante va dentro de un embalaje protector de espuma de poliestireno que, a su vez, va dentro de una caja de cartón.
Para transportarlo y guardarlo, le recomendamos volver a emplear el embalaje y no despegar el adhesivo de advertencia. De esta manera, las personas ajenas quedan también protegidas, ya que no saben con qué juguetitos se las gasta usted.
Atención: la caja ofrece una cierta protección frente a lesiones pero, a pesar de ello, esta se verá atraída muy fuertemente por una pieza de metal. Así pues, no sitúe los dedos entre medias al colocarla sobre una mesa de acero y mantenga alejados de la caja los dispositivos electrónicos. Y si adquiere dos o más MONOLITOS, deberá ser aún mucho más cauteloso.
Deseamos reiterar que se trata de un imán muy peligroso que podría amputarle fácilmente la yema de un dedo.
Si lo dejara caer sobre una superficie metálica, se rompería en 1000 fragmentos afilados que saldrían disparados al entorno (¡protéjase los ojos!).
Este imán no está indicado para principiantes en el mundo de los imanes y se debe tratar con sumo respeto y cautela.

Por favor, tómese en serio esta advertencia.
Impresión del rodaje: Fausto presenta el MONOLITO.
Puede ver el «cómo se hizo» al completo aquí: Cómo se hizo «The Power of Magnets»
Impresión del rodaje: el MONOLITO (negro) pillado entre una barra metálica y un perfil H macizo listo para la prueba de resistencia.
Primera prueba de resistencia: Fausto queda suspendido en el aire con seguridad agarrándose al imán.
La prueba de esfuerzo definitiva: el MONOLITO es capaz de elevar también a dos mujeres sin problema alguno.
¿Conoce la memorable película de Kubrick «2001: Una odisea del espacio» de 1968?
Pues entonces ya sabe por qué les pusimos a estos imanes el nombre de MONOLITO.

En caso contrario, aquí puede ver una escena de la película (los impacientes que avancen hasta el minuto 3:40).

Sin embargo, no podemos prometer una alteración de la conciencia al tocar el imán.
El MONOLITO destaca por su revestimiento de epoxi de un color negro brillante.
Para demostrar la extremada fuerza de sujeción de estos imanes, hemos estrellado entre dos MONOLITOS huesos de pollo, figuras de porcelana, y un huevo, entre otras cosas. A pesar de que nos lo pasamos muy bien realizando estas tomas, se trata de imanes muy peligrosos y se recomienda no imitar el experimento.