• ¡Pida hasta las 12 h y lo enviamos ese día!
El artículo se ha depositado en la cesta de la compra.
Ir a la cesta
Brocas adheridas a un taladro inalámbrico gracias a un imán

Geniales trucos cotidianos con imanes

Solucione un problema diario en unos pocos pasos y de una forma facilísima: son trucos sencillos, pero primero tienen que ocurrírsele a uno.
Los imanes son ideales para aplicaciones de este tipo, especialmente porque permiten poner y quitar objetos de forma rápida.
Hemos analizado los proyectos de nuestros clientes y hemos escogido los más efectivos. Aquí hemos recopilado los diez trucos magnéticos más útiles.



Más espacio en el armario
Especialmente los armarios de los cuartos de baño suelen estar desordenados y la altura de los estantes no se puede aprovechar de forma óptima.
Este truco cotidiano resuelve ambos problemas. Consiste en fijar discos magnéticos adhesivos en la parte inferior de un estantes.
Basta con fijar los tubos a pinzas de pala y estas, a su vez, a un disco magnético.

Cuchara de miel limpia
A muchos nos encanta desayunar pan con miel. El problema de qué hacer con la cuchara pegajosa se suele plantear al recoger la mesa, ya que es una pena echarla a lavar así.
Como la mayoría de los cubiertos están hechos de un material ferromagnético, se puede recurrir al siguiente truco: la cuchara se fija a la punta de un cuchillo usando un imán pequeño. El cuchillo se coloca sobre un recipiente alto y la miel va desprendiéndose de la cuchara.

Ayuda al corte
Este sencillo truco cotidiano le permite ahorrar tiempo en las tareas de costura.
Antes de cortar una sola pieza de tela, se traza un margen de corte para el patrón. Este paso también puede saltarse:
Elija una barra magnética o una fila de discos magnéticos del ancho del margen de costura necesario. Este separador se coloca en el lado de la punta de las tijeras. Al cortar, solo hay que asegurarse de que el imán se guía a lo largo del borde del papel; y así ya se dispone de un trozo de tela que contiene el margen de costura.

Recipientes de conserva listos para usar
¿Quiere tener a mano los alimentos, las especias o las cápsulas de café sin que todo esté por ahí desordenado? Pues eso está chupado: coloque una lámina magnética adhesiva en la base de los recipientes más pequeños. Así se pegarán a la nevera o a otra superficie metálica.
Consejo extra: Si no dispone de superficies ferromagnéticas, también puede crearlas utilizando, p. ej., cinta de hierro.

Imantar un destornillador
Cuando se utilizan tornillos en tareas de montaje, no es fácil sujetarlos en el lugar correcto antes de atornillarlos. Resulta especialmente difícil cuando hay que sujetar un objeto con la otra mano. Para este problema hay dos posibles soluciones:
1. Coloque uno o dos discos magnéticos en el destornillador. Los imanes hacen que el propio destornillador se haga magnético, y el tornillo se adherirá a la punta.
2. Coloque el destornillador (con un trozo de cartón en medio) sobre un imán Supermagnete grande. Esto hará que los imanes moleculares del destornillador se alineen y quede imantado.

Organizador de armario con espejo
Ciertos objetos, como las tijeras o las horquillas, son difíciles de encontrar justo cuando se necesitan. Estos pequeños objetos se pierden fácilmente entre los utensilios del baño... o no se cuenta con un lugar específico para guardarlos.
Para ambos problemas hay una solución muy sencilla: basta con pegar cinta magnética de neodimio adhesiva en la puerta interior del armario con espejo. Así, los objetos metálicos, como horquillas, tijeras y pinzas, se adhieren a esta.

Portarrollos de cocina
Tanto al verter leche en el café o al servir la sopa, es muy fácil que se acabe derramando algo por la cocina. En esos casos, es práctico tener a mano un rollo de papel de cocina. Si está buscando una forma económica de tenerlo a mano, este truco le vendrá bien:
Se ata una cuerda y se pasa por la abertura de forma que el nudo no quede visible. A continuación, el conjunto se estira entre dos ganchos magnéticos para fijar el rollo de papel de cocina, p. ej., en la nevera.

¡Al rescate de las llaves!
La ley de Murphy sostiene que un trozo de pan siempre cae al suelo con la mermelada hacia abajo.
Y con las llaves, lo que pasa siempre es que se cuelan por una rejilla o caen en un lugar de difícil acceso.
Pero no se preocupe, pues los imanes también son muy útiles en este caso. Con un aro, hembrilla o gancho magnéticos atados a un cordel o cuerda, el manojo de llaves puede «pescarse» rápidamente.
Por cierto, la mayoría de las llaves no son ferromagnéticas; afortunadamente, los llaveros sí lo son, por lo que el rescate suele acabar bien de todos modos.

Un preciso marcapáginas
Hay momentos en que, hasta el libro más apasionante, se tiene que dejar a un lado: el deber o, quizá, el repartidor llaman. En cualquiera de los casos, se necesita un marcapáginas. Muchos suelen recurrir a un trozo de papel improvisado; pero dos imanes diminutos son una solución mucho mejor, porque, por un lado, se pueden utilizar para marcar un pasaje concreto del texto y, por otro, porque nunca tendrá que preocuparse más por perderlo. Y es que siempre se puede fijar en las primeras páginas del libro cuando no lo necesite.

Información sobre el lavavajillas
¿Le pasa esto a usted también? Sus familiares o compañeros de piso dejan los platos sucios en el fregadero en lugar de meterlos directamente en el lavavajillas. La razón esgrimida suele ser que no tenían claro si lo que había en el aparato estaba limpio o no.
Esta excusa ya es cosa del pasado. Una señal indica claramente si el contenido del lavavajillas está limpio o no. Si su lavavajillas no tiene un frontal decorativo que cubra la superficie ferromagnética, puede utilizar simplemente una lámina magnética a su gusto.

Fijación de cables de auriculares
La gran ventaja de los auriculares con cable es que, a diferencia de los Bluetooth, no hay que cargarlos. Su desventaja, sin embargo, es que los cables se enredan fácilmente al moverse. Además, los auriculares intrauditivos a veces se salen del oído por el peso del cable. Ambas molestias pueden evitarse utilizando aros magnéticos.
Para ello, basta con pasar el cable por uno o dos aros magnéticos y fijar esta creación a la ropa con una pieza contraria.
Truco cotidiano 1: Cómo sacar las pilas de un mando a distancia con imanes

Cómo quitar pilas
Poner y quitar pilas no es tan sencillo como parece en un primer momento.
Pero los imanes también serán su gran aliado en este caso:
En vez de intentar sacar las pilas con las uñas, sáquelas con imanes.
Truco cotidiano 2: Cómo hacer un sujetacables con un imán y el muelle de un boli

Sujetacables
Con este truco, siempre tendrá a mano los cables de carga, USB, etc.
Primero, enrolle un muelle de bolígrafo por el cable. También se puede pegar un imán en el extremo del cable.
Después, coloque un disco magnético adhesivo en el borde de la mesa y fije ahí el cable.
Truco cotidiano 3: Cómo limpiar una botella con un estropajo y un imán

Limpieza ingeniosa
Los recipientes de cuello estrecho resultan muy difíciles de limpiar por dentro. Con este truco, lo hará sin esfuerzo alguno:
corte un trozo de estropajo y péguele o cósale un imán de neodimio. Esta herramienta de limpieza se introduce en el recipiente. A continuación, el estropajo se puede ir moviendo con un segundo imán.
Truco cotidiano 4: Cómo fijar un mantel con imanes
Cómo fijar un mantel
Cuando hace viento, los manteles de mesas de balcón o jardín se suelen volar enseguida.
Este problema se puede evitar de la siguiente manera:
Adhiera dos imanes inoxidables en las esquinas del mantel.
O si la mesa cuenta con elementos metálicos, fije el mantel con un imán en esos puntos.
Truco cotidiano 5: Cómo tener siempre a mano los clavos en un martillo con un imán

Clavos en un martillo
Así de fácil y útil:
Un imán de neodimio que se adhiere por sí mismo a la cabeza de un martillo es capaz de sujetar también unos cuantos clavos.
Así siempre tendrá a mano los clavos al usar el martillo.
Truco cotidiano 6: Portafotos sencillos con imanes

Portafotos
Ya no le harán falta marcos de fotos. Basta con que pille postales o fotos entre dos cilindros magnéticos (también valen varios cubos magnéticos) y ya tendrá un portafotos minimalista.
Así también evitará los antiestéticos reflejos del cristal.
Truco cotidiano 7: Cómo colgar latas y tarros en un estante con imanes

Más espacio
Más espacio para guardar alimentos:
Las latas de conservas, los tarros y los botes con tapa metálica se pueden adherir a la parte inferior de baldas haciendo uso de imanes.
Si los estantes son metálicos, esto se consigue incluso sin pegamento o Sugru.
Truco cotidiano 8: Cómo fijar un pincel a un bote de pintura con imanes
Pincel limpio y seco
¿Qué hacer con el pincel cuando hay que apartarlo de vez en cuando al pintar?
Fije un imán en la parte interior y otro en la parte exterior del cubo de pintura y, a continuación, adhiera la parte metálica del pincel al imán del interior.
Si el cubo de pintura es metálico, basta con un imán.
Truco cotidiano 9: Cómo fijar alfileres con un imán

Cómo juntar alfileres
Si está harto de que se le caigan los alfileres y agujas y de que acaben esparcidos por todo el suelo, no se pierda este consejo:
Pegue un imán en la parte inferior de un cuenco o un platito y las agujas y alfileres permanecerán en su sitio.
Truco cotidiano 10: Cómo colgar prendas de ropa en la calefacción con imanes
Ropa abrigada
¿Hace frío y lo que más le apetece es ponerse un abrigo bien calentito?
¿El paño de la cocina sale húmedo de la lavadora y lo necesita enseguida?
¡Pues póngalos en la calefacción! Por cierto, los imanes más adecuados para colgar ropa son las pinzas magnéticas.
¿Nunca se cansa de descubrir nuevos e ingeniosos trucos magnéticos para el día a día? ¡Nosotros tampoco! Por eso, desde hace algún tiempo recopilamos prácticos consejos y trucos de nuestros clientes. Se quedará boquiabierto al comprobar todos los usos que se les pueden dar a los imanes.